Certificaciones

Hablar en público. Una habilidad directiva en alza

por certificacionpm

En 2013 ofrecí mi primera charla multitudinaria en un Congreso, ante una audiencia de 450 personas. Nunca antes me había encontrado ante un público tan numeroso, aunque sí que había sentido la presión de hablar en público. Por mi trabajo he tenido que hacer presentaciones frecuentes del estado de los proyectos o incluso me he “enfrentado” a la tensión que supone hablar frente a Tribunal para obtener unas oposiciones.

No obstante, el evento del Congreso me “abrió los ojos”. Después de varias noches en vela y un discurso tan automatizado que resultaba difícil intuir lo nerviosa que estaba, por primera vez en una exposición, sentí el afecto y el calor de los asistentes que habían ido ese día al evento para escucharme, para verme, saber cómo era y poder hablar conmigo. El tema les parecía interesante y las redes sociales habían generado una expectativa alrededor de mi persona.

Sentí un gran respeto por mi audiencia y a partir de esa charla me ocupo por formarme como oradora. No es la parte central de mi trabajo pero me ayuda a desarrollar una parte de mí que estaba dormida y que me abre tantas puertas …

A partir del 1 de noviembre el PMI obliga a una nueva forma de adquirir PDUs para el mantenimiento de sus certificaciones. PDUs técnicas, estratégicas y de liderazgo forman el PMI Talent Triangle. Sin duda, la habilidad de hablar en público es una de las habilidades de liderazgo decisivas, en un contexto global en el que tanto podemos aprender y compartir.

Claves para entender la importancia de una buena presentación

  1. A presentar se aprende. Sólo unos pocos nacen con el don de hablar en público, mantener un discurso estructurado y conectar con su audiencia. El resto ensayamos, lo intentamos una y otra vez y poco a poco vemos cómo vamos mejorando. Existen infinidad de programas para aprender a hacerlo. Yo recomiendo Toastmasters https://www.toastmasters.org donde los socios aprenden entendiendo sus discursos, practicando y ayudándose unos a otros.
  2. El éxito de una presentación se mide. Toda presentación tiene un objetivo y por tanto para saber si hemos cumplido con el mismo hemos de medirlo. Será diferente si queremos impactar en el público, medir una variable subjetiva o recibir algo de la audiencia. Tal vez nunca habíamos reparado en este punto pero es decisivo para que vayamos ganado confianza con nuestras presentaciones.
  3. La reputación profesional está en juego. Las redes juegan un papel decisivo a la hora de transmitir momentos que hasta ahora quedaban circunscritos a la realidad de una sala. Tanto las buenas como las malas intervenciones se viralizan en cuestión de segundos. Por ello, el tratamiento de una presentación en redes es también algo que hemos de tener en cuenta. Además, si reparamos en el tiempo que nos lleva preparar por ejemplo, una hora de presentación, bien vale el esfuerzo de planificar cómo obtener el máximo rendimiento de nuestro esfuerzo.
  4. La audiencia importa. ¿Habéis tenido ocasión de ver el vídeo de Steve Jobs sobre su discurso en Stanford? En él utiliza dos recursos fundamentales que se aplican en toda presentación: el respeto y la comprensión de su audiencia. Os invito a verlo.

Este es un fragmento de la Píldora formativa «Hablar en público» que otorga 9 PDUs de la categoría de liderazgo para el mantenimiento cualquier certificación PMI. Si quieres que te informemos sobre cómo adquirirla no tienes más escribirnos a info@www.certificacionpm.com con el subject Píldoras para mantenimiento PDUs.

Muchas gracias.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.