¿Cuáles son los beneficios de certificarse PMP® para el profesional?

    Los principales beneficios de estar certificado PMP® para un profesional son: 
    • Aumento de la empleabilidad. Estar certificado distingue al profesional en su organización y aumenta su valor en el mercado. En un entorno laboral tan globalizado, la sistematización de los procesos, el lenguaje común que aporta la certificación y la ética profesional son elementos altamente valorados en las empresas.
    • Capitalización del conocimiento. Estar certificado permite acreditar el conocimiento y la experiencia en dirección de proyectos. Más allá del país en el que se ejerza o de los motivos que puedan llevar a un profesional a cambiar de sector, funciones o áreas competenciales, la acreditación demuestra internacionalmente su solvencia gestora.
    • Refuerzo a la trayectoria profesional. Organizaciones y compañías de todo el mundo, de sectores como la automoción, la ingeniería, la construcción, las TIC, la aeronáutica, los servicios financieros, la consultoría o el Gobierno han hecho de la certificación un conocimiento esencial para el progreso de la carrera de sus profesionales.
    • Pertenencia a una exclusiva comunidad de directores de proyectos. Los directores y gestores certificados PMP® compartirán una metodología común; reforzarán sus redes de contacto y su proyección laboral; podrán experimentar la vivencia voluntaria y en definitiva, disfrutar de pertenecer a una comunidad de conocimiento. Para la empresa que quiera certificaciones PMP® en sus directores de proyecto: